catala | castellano

Guía de Tratamientos

Como Mejorar tu Silueta

Procedimentos Postratamiento

Tras la cirugía el paciente se colocará unas medias, faja o vendaje elástico sobre la zona tratada para controlar la hinchazón y el sangrado y facilitar que la piel se adapte al nuevo contorno. Las primeras 2 ó 3 semanas suele ser necesario llevarlo en todo momento, y luego unas semanas más sólo durante el día.

Para evaluar los resultados de una liposucción debemos dejar pasar un mínimo de tres meses, aunque el aspecto definitivo no se verá antes de los seis. Además, los primeros días se encontrará más pesado como consecuencia del exceso de fluidos que se le han administrado.

En las áreas liposuccionadas se puede tener una sensación de quemazón, estando hinchadas y con hematomas, que desaparecerán al mes de la intervención aún que es posible que se mantenga una mínima inflamación hasta los 6 meses. Este dolor podrá aliviarse con la medicación que le prescriba su médico.

La curación es un proceso gradual, debiendo abstenerse de realizar actividades intensas durante las primeras 2 a 4 semanas, y especialmente los primeros 5 a 10 días mientras los puntos no le hayan sido retirados. La reincorporación al trabajo se producirá a las 24 horas de la intervención, dependiendo de la extensión de la liposucción y de las recomendaciones de su médico. En algunos casos se puede llegar a sufrir una ligera pérdida de sensibilidad en la zona tratada que con el paso de los días irá retornando.

Aunque normalmente el malestar después del tratamiento será mínimo, se deberán seguir las siguientes indicaciones

  • Puede aplicarse pomada antibiótica en los puntos de incisión usando un bastoncillo de algodón.
  • Puede aplicarse un vendaje de gasa sobre los puntos de incisión
  • Se recomienda antibióticos para evitar infecciones y el uso de antiinflamatorios de tipo ibuprofeno.
  • Los pacientes pueden llevar una prenda de compresión o venda, dependiendo del lugar de tratamiento y de las recomendaciones del médico.
  • El paciente deberá regresar para someterse a un seguimiento según estime el médico, normalmente en el plazo de una semana después del procedimiento.
  • Normalmente se pueden empezar a dar suaves masajes en la zona tratada entre 10-12 días después del tratamiento.
  • Los pacientes deberían abstenerse de realizar ejercicio intenso durante al menos los 10-15 primeros días.
  • Deberá indicarse a los pacientes que se pongan inmediatamente en contacto con su médico si observan signos de infección (por ejemplo pus, drenaje, fiebre), dolor significativo, o cualquier otra complicación o efecto secundario.